Número 278 //  18 de Febrero de 2005  //  9 Muharram 1426

 Portada

Referéndum Europeo: la Constitución y los ciudadanos. Entrevista en El País a Mansur Escudero

Juan Bedoya
El País


"Todavía me dicen algunos dirigentes políticos: 'Oye, pero qué bien hablas español'. Aún no se concibe en este país un español de religión musulmana. Se piensa que hemos venido de fuera, como si el islam no hubiera sido muy importante en España durante siglos y siglos. En fin... No me cabe la menor duda de que la Constitución europea mejorará esta situación, que ahora no es nada buena, que ha sido muchas veces pésima".

Así habla Mansur Abdussalam Escudero (Almachar, Málaga, 1948), presidente de las entidades religiosas islámicas españolas. Se llama en realidad Francisco Escudero, el nombre legal en el Registro Civil de este reputado psiquiatra de Almodóvar del Río (Córdoba). Hijo de castellanos católicos -su madre, de Zamora; el padre, un vallisoletano médico rural en la entonces desolada comarca de la Axarquía- hizo el bachillerato con los jesuitas de Málaga.

El paso al islamismo fue complejo; no hubo una caída del caballo, sino "un tránsito duro, a contracorriente". "Durante el franquismo no había musulmanes españoles. Ni uno. La desaparición de la religión musulmana en España es el paradigma del genocidio por motivos religiosos. No quedó ni uno. Todo, absolutamente todo, desapareció. Bien es verdad que paseando por Córdoba [la entrevista transcurre en la plaza de Maimónides, el gran filósofo judío, y a escasos metros de la imponente mezquita de los Omeyas], comprobamos la teoría del inconsciente, de Américo Castro, sobre el retorno de lo reprimido. En nuestros genes quedaron las informaciones de ocho siglos de islamismo".

En 1978, al amparo de la nueva Constitución, Mansur Escudero creó la Sociedad para el Retorno al Islam en España, la primera comunidad de musulmanes conversos, 10 personas a lo sumo. Pioneros musulmanes después de 800 años. "Unos bichos raros, sí. Hubo mucha presión social, mucha presión familiar. Se nos consideraba renegados, no sólo de la religión, sino de la patria". Ahora hay unos 20.000 musulmanes de nacimiento español, aparte, claro está, los musulmanes nacidos en Ceuta y Melilla, más otro millón de fieles inmigrantes. En el registro del Ministerio de Justicia hay 200 entidades musulmanas, pero existen otras muchas (quizás más de 600) no registradas.

Un problema principal es la enseñanza del islam en la escuela pública. Pese a ser un derecho constitucional, las autoridades siguen mirando para otra parte. Unos 100.000 escolares sufren hoy esa discriminación. "La Constitución europea es un avance respecto a la española, y espero que eso ayude a terminar con estas discriminaciones y que, incluso, fuerce una reforma de la Constitución española suprimiendo una alusión a la Iglesia católica que, a la postre, ha resultado ser un obstáculo muy grande para la neutralidad religiosa del Estado", dice Mansur Escudero.

 

Artículo II-70. Libertad de pensamiento, de conciencia y de religión" 


"Este derecho implica la libertad de cambiar de religión o de convicciones, así como la libertad de manifestar su religión o sus convicciones en público o en privado, a través del culto, la enseñanza y la práctica de los ritos".

 

Portada  Búsqueda  Hemeroteca  Biblioteca Virtual  |  Cartas de  lectores  

  Noticias  Pensamiento Mujer  Al Ándalus  Geo-política  Sociedad y Economía 
Ciencia y Salud  Arte y Literatura  Qur'an y Hadiz  Jutbas  Iniciación al Islam
Religiones Comparadas 
Entrevistas y Conferencias  Educación y Normativas 
Derecho islámico 
Vida de Muhammad