Número 277  //  4 de Febrero de 2005  //  24 Dhu´ l Hiyya 1425

 Pensamiento

Sobre el Sheij Tosun Baba 1

Omar Joray


El tiempo es un fenómeno humano y un fenómeno natural. Tiene relación con la Creación. El Creador no tiene tiempo. Él era antes del antes y será después del después, no hay tiempo para Él. Cuando no haya más seres materiales, cuando dejemos el mundo material, estaremos en ese lugar sin tiempo. Algunas personas se preguntan ¿cuánto tiempo tendré que esperar para el Día del Juicio Final? Es casi inmediato, porque no hay tiempo. El tiempo es para las cosas creadas, es el signo de la vida y es el valor de la vida, porque es limitado.

Ven, llegamos aquí hace unos días e Insh´Allah nos iremos mañana y la vida es así. El poeta dice: “Salí de dentro de mi madre, fui al mercado, me compré mi mortaja y me fui a la tumba”. La vida es muy corta, y por el hecho de ser tan corta es que es tan valiosa. Uno debiera darle valor a su tiempo, mucho valor. De hecho se dice que el libro que Allah le ha dado a Hz. Ibrahim(sa) y que tiene 100 páginas, que  ya se perdió, es todo sobre el tiempo.
Vean que en el Islam, el tiempo de cada oración está fijado, el tiempo para el Hayy también está fijado, así como el tiempo para Ramadán, el comienzo y el final de cada ayuno, y también hay muchas otras cosas que conducen nuestra vida, por ejemplo el tiempo durante el cual cada madre debe amamantar a su hijo, cuanto tiempo debe quedar un niño al cuidado de su madre y después cuanto tiempo debe hacerlo a cargo de su padre, cuando debería casarse. Todas estas cosas tienen en el Islam un tiempo determinado, mostrando precisamente, la importancia del tiempo.
RasulAllah (saws) dice: Conozcan y denle valor al tiempo, conozcan el valor de la salud, denle valor a la riqueza antes que sean pobres, conozcan el valor del tiempo antes que no haya más tiempo.

Este es un consejo que les doy porque lo necesitamos. Ninguno de nosotros, incluyéndome, conocemos realmente el valor del tiempo y lo gastamos como si no tuviese ningún valor.
Si les interesa, me gustaría hablarles acerca de dos cosas que son muy importantes para nosotros.

La esencia de nuestro Islam depende de la pronunciación de una sola frase. Repitámosla todos juntos: ASHADU AN LA ILAHA ILLA ALLAH UA ASHAHADU ANNA MUHAMADDAN ABDUHU UA RASULUHU.

Realmente la segunda parte de RasulAllah (saws), así cuando hacemos nuestro Tasbih, no lo decimos, de alguna manera, lo repetimos interiormente, por lo que la parte más importante es (Ashadu an la illaha illa Allah).
(El Sheij Ismail canta en árabe. )

Tosun Baba lo traduce:

Di, La Ilaha Illa Allah, oh hombres y mujeres creyentes, para que Allah Hu Ta´ala perdone sus pecados y para que sus corazones sean purificados.

Esta es la fórmula que nos hará musulmanes, un musulmán cuyo corazón es limpiado y sus pecados perdonados, sin pecado alguno.
¿Cuál es el significado de La Ilaha Illa Allah?

Antes de entrar en esto, examinémonos, empezando con la primera palabra: “Atestiguo, soy testigo”.

¿Atestiguas que no hay dios sino Dios? Y como atestiguas?

Podrías atestiguar que no hay dios, porque de “la Illaha” puedes ser testigo, pero de Allah ¿cómo vas a ser testigo de Él?
¿Acaso lo han visto?, ¿lo tocaron?, ¿lo olieron?, ¿lo han besado?
Ustedes dicen que Lo aman. ¿Cómo pueden amar a alguien que no pueden ni oler, ni tocar, ni ver?

Hz. Alí (kl) solía decir: Yo no le rezo, yo no hago mis oraciones a un dios que no veo.

Y todos creemos... y Allah es absolutamente invisible, absolutamente inimaginable, inconcebible y no tiene ninguna semejanza ni relación con lo que ha creado. ¿Cómo puedo decir entonces “atestiguo”... de algo que no podemos siquiera imaginarnos?

¿Somos testigos falsos, mentirosos?

No, no somos testigos falsos, no mentimos.

Aún la primera palabra: ”Yo atestiguo”... existo yo realmente?

¿Existe ese que atestigua?

¿Existe lo atestiguado?

Todas estas preguntas, deberíamos ser capaces de contestarlas.

Hay un espejo y un espejo cuando no tiene nada enfrente, no refleja nada, pero si hay algo frente a él, refleja lo que hay. El espejo en sí no es nada si no tiene nada frente a él, tiene que haber algo para que uno pueda decir “Ah, sí, hay algo frente al espejo”.

En cierta forma, es nuestro estado, y necesitamos tener un espejo para decir “ah, sí, existimos”. Por eso RasulAllah dice que el muslim es el espejo del muslim.

Es en ese sentido de la necesidad de los creyentes de reflejarse unos con otros.

Una de las  razones por las cuales Allah Hu Ta´ala creó a RasulAllah(saws) en  la forma y figura de un ser humano, - porque podía haberlo creado como un alma o como un ángel invisible - pero lo creó con la forma y la figura de un ser humano..... en el Corán al Karim, Allah dice “que el que obedece a su Rasul me obedece a Mí”.

Baba le indica al Sheij Ismail que cante.

Quien obedece a su Rasul, obedece a Allah Hu Ta´ala, y el que le vuelve el rostro, le vuelve el rostro a Él.
No eres responsable de ellos, que Allah nos proteja.
(Le brotan lágrimas en los ojos a Baba)

El amor, el respeto, la obediencia a RasulAllah (saws), que no es el hijo ni tiene ninguna relación filial con Allah Hu Ta´ala,.... cuando la gente estaba en su presencia se emocionaba y él les decía “no, no, yo soy como ustedes, mi madre me amamantó cuando yo era niño”.

Por esto decimos: “Ashhadu an la Ilaha illa Allah ua Ashadu anna Muhammad abduhu ua rasuluhu” y Allah nos indica que hay que decir toda la fórmula completa, refiriéndose a la segunda parte, si no dice Allah que te las tendrás que ver con Él.
Una cosa que todos los musulmanes y especialmente todos los sufíes deben tener es un profundo, profundo amor a RasulAllah (saws) y aprender de él.

Es muy difícil aprender directamente de Allah Hu Ta´ala, no puedes oírlo, ni verlo, ni tocarlo, por eso es que nos envió a RasulAllah (saws), para que podamos vernos y reflejarnos en el espejo, en él.

Es solo cuando existen este profundo amor, respeto y conocimiento, que la obediencia a RasulAllah  crece en nosotros y que la fe nos completa.

¿Cómo podemos a amar a alguien que no conocemos?
Como les dije anoche, sabemos exactamente como era él físicamente,  como se comportaba, como andaba, que cosas le gustaban, cada detalle, y podemos visualizarlo como si ahora estuviese con nosotros.

Esta es solo una parte de “La Ilaha Illa Allah ua Muhammad abduhu ua rasuluhu”

El amor, la obediencia y el conocimiento de RasulAllah (saws) es lo primero que hay que tener.

Como nos dice Allah, él, RasulAllah no es Dios, no es el hijo de Dios, no tiene relación filial con Dios, pero es el Amado de Dios, es la mejor creación de Dios, la primera creación de Dios.
Cuando alguien le preguntó que cuando había empezado a ser Profeta, él les contestó que cuando Adam estaba entre la tierra y el agua, él ya era profeta.

RasulAllah fue la primera creación de Allah Hu Ta´ala, su Divina Luz, lo que los físicos de hoy llaman el Big Bang, esa es la creación del alma de RasulAllah.

Esto es lo primero que me gustaría transmitirles. Que esto sea un trabajo para ustedes, en sus oraciones, en sus salawats especialmente y también que lean, por eso es que Abdu Rahman  se tomó el tiempo y el trabajo de traducir los Hadices de Muslim, que es la colección de los Hadices que nuestra Tarika prefiere. Ahora está accesible a todos, ¿cuántos de ustedes la leyeron?, Levanten las manos... todos ustedes deberían leerlo y varias veces.

Continuemos ahora hablando sobre “la Ilaha Illa Allah”.
Allah no es Zeus o Apolo o Afrodita, o Ká, o Rá o cualquiera de los dioses paganos que han llegado a estar en el mundo desde los comienzos del tiempo. Por otra parte, como sufíes, no condenamos a la gente que hacen imágenes de lo que ellos creen que es Dios, ni tampoco condenamos a los cristianos que han hecho la imagen de Dios, como Miguel Angel o como han creado la imagen de Hz. Issa (as), llamándolo Dios, no los condenamos.

No los condenamos porque nosotros también amaríamos tener una imagen de Dios, ¿no?

A mí me gustaría. ¿Cómo puedo culpar a alguien que ama tanto a Allah que quisiera, de acuerdo a su capacidad, hacer una imagen de Él? Los griegos no creían en Zeus o en Afrodita, era Dios para ellos y pensaban que tenían tanto amor por los seres humanos... no se olviden que Allah dice que creó al hombre a Su imagen, pero que ellos no se dan cuenta que Allah Hu Ta´ala no tiene imagen, pero si la tuviese, sería la imagen de un Hombre Perfecto.

Hz. Issa era un hombre perfecto y  los hombres no hicieron el retrato de alguien y  han leído y estudiado las proporciones perfectas,  matemáticamente, esta sección del dedo es la misma proporción que tiene con este otro pedazo del dedo y con la mano, y éste con respecto al antebrazo y éste con respecto al brazo y calculado cada parte y llegaron a hacer una imagen y la admiraban y se prosternaban ante ella, pero ¿creían que esa imagen era Dios?. Creían que esta imagen era  como este florero, que lo que contiene es Dios y ¿qué es aquello que el hombre contiene?, ellos lo llamaron logos, sabiduría, lógica, inteligencia.

Nosotros también decimos que la primera creación de Allah, la primera luz, es la Causa Primera, la Inteligencia Pura, la inteligencia que causa que las cosas sucedan.

Por esta razón, y a pesar que los musulmanes ortodoxos estén en desacuerdo, nosotros como sufíes musulmanes, no condenamos a nadie que tenga amor a Dios, que ansíe verLo y por esos motivos hacen una imagen de Él.

Luego, claro, empieza la estupidez y empiezan a pensar que esa imagen es Dios, pero esa no fue la intención inicial.
La Ilaha......

Miramos alrededor de nosotros, vemos todas estas cosas, las flores, las rosas, sillas, mesas, el sol, la luna, pero en el microscopio vemos cosas que no podemos ver con los ojos solamente; con el telescopio podemos ver los planetas, que no podemos ver sin la ayuda de estos instrumentos, y todo esto no es Dios, pero tampoco es diferente de Dios, pero son los Atributos de Dios, la Creación de Dios y es la Obra de Arte de Dios, lo que nos hace recordarLo. En el Corán al Karim, Allah nos dice “...miren las estaciones, miren los árboles, miren los animales, el sol, la luna, los cielos y la tierra, para recordarNos”, para que todo ello nos haga recordarLo a Él.

Todas estas creaciones son La Ilaha: no son Dios, pero son las cosas que nos recuerdan a Dios, siendo el Trabajo, la Obra de Arte de Allah.

Illa Allah: No siendo eso Él, tenemos que conocer eso que no es, a través de eso que no es. ¿Me entienden? Él no es un burro, ni un caballo, no es un gusano, no es sol ni luna, Él es otra cosa, pero con todo esto, tenemos una idea de quien es Él. No son su opuesto, porque son Su creación, Su Obra de Arte  y nosotros, a través de Su arte, atestiguamos la existencia del Artista.
Alguien llegó a donde un beduino y le preguntó ¿qué son estas marcas en la arena?, son las huellas de un camello, respondió el beduino, ¿y donde está el camello? Preguntó el cínico, el camello pasó por aquí, pero ahora se marchó, respondió el beduino.
¿Entonces, el camello existe? Por supuesto que el camello existe, porque dejó sus huellas.

Incluso un simple beduino sabía que Dios existe, Astagfirullah, por sus huellas, Su Creación, lo que ha dejado para que nosotros lo veamos.

Entonces, en un sentido, no somos testigos falsos al decir “La Ilaha Illa Allah”, porque de eso nos podemos dar cuenta, en cierta forma, ya nos podríamos haber dado cuenta. Estoy repitiendo lo que ya sabemos. Pero una cosa más, algo que no pensamos muy a menudo:

Vemos la multiplicidad alrededor de nosotros: miren esta imagen, estos jazmines, tienen olor, se pueden tocar y todos estos pétalos y toda esa cantidad de cosas pequeñas que tiene, y todo en esta sola imagen y miren ustedes mismos, en una mano, está la piel, los poros, venas, nervios, músculos, huesos atados los unos a otros con tendones, en esta sola mano, tantas, tantas cosas¿ contaron alguna vez los pelos que tienen? Y esto es lo que llamamos “yo”, y el Universo es así y el ser humano es así con su discernimiento, su inteligencia, pero sobre todo por su alma, es llamado el microcosmos del macrocosmos.

Nosotros mismos no nos damos cuenta que hay millones y billones de cosas en el universo y ¿cómo podríamos verlo con el pensamiento, como un todo, como uno? Este es el otro significado de La Ilaha Illa Allah. Todo y cada cosa es realmente una sola cosa y llegar a esta conclusión y establecerla en uno mismo, empezando que cuando yo te pregunto quien eres, tú me contestas con tu nombre, incluso tienes varios nombres, típico español, muchos nombres largos y tú eres una madre, una mujer con cierta educación, eres esposa, profesional, feliz o infeliz, eres como un millón de cosas. Como un  verdadero musulmán y derviche, tenemos que llegar a ser uno y este es el otro significado de La Ilaha Illa Allah. Es solamente cuando uno llega a ser Uno que entiendes la unicidad de todo y la Unicidad de Allah  Hu Ta´ala. Esta es la parte más difícil, la del sufí, de establecer esta unidad dentro de uno, el uno - yo. Eventualmente ese uno - yo también va a desaparecer y entonces será Un Solo Dios.
 

Portada  |  Búsqueda  |  Hemeroteca  |  Biblioteca Virtual  |  Cartas de  lectores  

 
Noticias  |  Pensamiento  |  Mujer  |  Al Ándalus  |  Geo-política  |  Sociedad y Economía 
Ciencia y Salud  |  Arte y Literatura  |  Qur'an y Hadiz  |  Jutbas  |  Iniciación al Islam
Religiones Comparadas 
|  Entrevistas y Conferencias  |  Educación y Normativas 
Derecho islámico 
|  Vida de Muhammad