Número 277  //  4 de Febrero de 2005  //  24 Dhu´ l Hiyya 1425

 Mujer

La mujer saudí incrementa su papel económico y social

www.revistaamanecer.com


El cambio parece estar muy cerca para la nueva generación de mujeres saudíes. Tradicionalmente, Arabia Saudí ha sido vista como un reino muy conservador, donde las mujeres sufrían algunas restricciones absurdas. Así por ejemplo, las mujeres no pueden todavía hoy conducir o mezclarse con los hombres en los lugares públicos.

Sin embargo, la visión de las mujeres saudíes como personas que están encerradas en sus hogares y no participan de la vida social o económica del país es falsa. Arabia Saudí es el primer productor mundial de petróleo y esto ha ayudado a muchos de sus habitantes a alcanzar un alto nivel de desarrollo económico y cultural. Muchas jóvenes mujeres saudíes han estudiado y trabajado en países como el Reino Unido, EEUU o Canadá. Mucho tiempo ha pasado desde que el gobierno tuvo que enviar camiones militares para obligar a algunos padres de mente estrecha a que dejaran a sus hijas ir a la escuela.

La madre saudí ha sido siempre un miembro respetado de la familia. Los valores de la familia extensa saudí y su herencia musulmana protegen a las mujeres de muchos abusos tales como la falta de vivienda, la prostitución y la drogadicción. El derecho de las mujeres a poseer y dirigir sus propios negocios de forma exclusiva y sin injerencias está garantizado en el Islam, que también asegura a la mujer el control exclusivo sobre su herencia y la promoción social. Durante el boom de los petrodólares de los setenta y los ochenta nadie tenía que trabajar. Sin embargo, hoy en día, incluso en la tierra del oro negro existe desempleo y los salarios están cayendo. Esto ha obligado a cada vez a más mujeres a apoyar a sus familias, aunque para las mujeres saudíes su papel como madres continúa siendo lo más importante y muchas de ellas no aceptan empleos fuera de casa si creen que esto les impedirá educar a los niños de una forma correcta.

En Arabia Saudí un 55% de los graduados en institutos de enseñanza media y licenciados universitarios son chicas. Sin embargo, las mujeres representan sólo el 5% de la fuerza laboral. La mayoría de las mujeres trabajan en el sector educativo. En los últimos años las mujeres han comenzado también a conseguir otros empleos en las instituciones financieras, bancos, industrias y todo tipo de compañías. El gobierno ha tomado medidas para crear empleos para mujeres en la industria y apoya programas de promoción de la mujer en las cámaras de comercio. Así, por ejemplo, la Cámara de Comercio de Riad ha creado un departamento especial para mujeres que proporciona asistencia a las empresarias saudíes. Según fuentes oficiales, las mujeres poseen activos por valor de 14.000 millones de euros y son dueñas también de grandes propiedades inmobiliarias, joyas, piedras preciosas etc. Las nuevas leyes económicas animan a las empresarias a invertir su dinero y activos en proyectos industriales y de otro tipo. Un reciente estudio ha mostrado que la mayoría de los herederos de los negocios familiares en el país son mujeres. Asimismo, en la actualidad, unas 20.000 empresas –que van desde el comercio al por menor hasta diversos tipos de industria- en Arabia Saudí son propiedad de mujeres. Sin embargo, esta cifra representa únicamente el 5% de todas las empresas legales. El número de mujeres registradas en las cámaras locales de comercio e industria está, sin embargo, en alza. La Cámara de Yeddah, por ejemplo, tiene más de 2.000 miembros femeninos de un total de 50.000. En Riad, la cifra es de de 2.400 de un total de 35.000 y cabe señalar que este número es cuatro veces mayor que el que existía hace diez años. Las mujeres registradas en la cámara de la Provincia del Este son más de 1.000 de un total de 14.000 miembros. Además, cuando las compañías extranjeras entren en el mercado saudí después de que el país se una a la Organización Mundial de Comercio (OMC) serán creados nuevos empleos y habrá más oportunidades para las mujeres.

Además, con el apoyo de las agencias estatales se están realizando esfuerzos para establecer programas para mujeres que emplearán a unas 70.000 mujeres saudíes cualificadas. Se espera que con estos nuevos proyectos se contribuya a resolver el problema del creciente desempleo entre las mujeres saudíes. El gobierno saudí ha destinado asimismo tierras para la realización de proyectos industriales que emplearán a mujeres. Existen también planes para la creación de un Instituto de Formación Industrial para Mujeres en la ciudad de Yeddah.

Muchas mujeres saudíes forman parte ahora de las delegaciones comerciales que visitan otros países. Algunas de estas delegaciones se han reunido con miembros del Parlamento Europeo.
Las mujeres han comenzado además a encontrar empleos en los medios de comunicación. Algunas se han convertido en famosas columnistas. Las periodistas saudíes han jugado, de hecho, un papel relevante denunciando actitudes, tradiciones e ideas incorrectas que no están basadas en el Islam y que son responsables de muchos problemas a los que las mujeres tienen que hacer frente hoy en día en Arabia Saudí. Los medios de comunicación han jugado también un papel fundamental en lo que respecta a proyectar una imagen positiva de la mujer profesional de hoy en día.

En general, puede decirse que las mujeres están en vías de lograr importantes avances en Arabia Saudí. Las jóvenes urbanas saudíes están ahora tomando los asuntos en sus manos sin esperar a reformas legales que, en su opinión, no se están produciendo con la necesaria rapidez.

Muchas mujeres están indignadas por la imagen que se da en los medios occidentales acerca de la mujer saudí, a la que se presenta como una pobre mujer sin derechos y encadenada al fregadero de su cocina. Sin embargo, las mujeres saben que la lucha para reformar esta sociedad dominada por los hombres será dura, ya que muchos hombres son reticentes a los cambios sociales rápidos en este campo.

El proceso de reformas empezó de una forma propiamente dicha en julio de 2000, cuando Arabia Saudí firmó la Convención para la Eliminación de todas las Formas de Discriminación contra las Mujeres. Según la mayoría de los analistas, los dirigentes saudíes son serios en lo que respecta a la aprobación de reformas a favor de las mujeres. En un reciente discurso pronunciado ante el Consejo de la Shura, el Rey Fahd abogó por una “ampliación de la esfera de participación y por la apertura de las puertas de la economía a las mujeres de acuerdo con las enseñanzas de la Sharia.” En este discurso, el rey también describió a las mujeres más de una vez como “ciudadanos” y “socios” en la construcción del futuro del país. El gobierno reconoce ahora abiertamente que sin estos recursos humanos que han sido marginados durante demasiado tiempo no puede tener lugar ningún crecimiento económico serio.

Las mujeres son hoy activas en varias instituciones también. Una de ellas es la recién formada Asociación Nacional pro Derechos Humanos. Se trata de una asociación no gubernamental, que promueve los derechos de las mujeres y contribuye a la justicia social.

Una importante victoria ha sido la aprobación en julio de 2004 del nuevo código electoral que abre la puerta al voto de las mujeres saudíes. El pasado mes de octubre, el gobierno saudí decidió reorganizar los ayuntamientos permitiendo a sus ciudadanos una mayor participación en el gobierno de los asuntos locales. El código habla acerca de “ciudadanos”, lo que ha sido visto de una forma positiva por las mujeres porque dicho término permite incluirlas dentro del censo. Sin embargo, las elecciones municipales que habían sido anunciadas para septiembre no han tenido lugar, así que ni hombres ni mujeres han sido capaces de votar hasta ahora.

Las mujeres están interesadas en formar parte de los consejos locales porque éstos regulan sus vidas y las de sus familias. Ellas quieren estar seguras de que sus casas estarán bien construidas y de que sus vecinos no dañarán sus hogares cuando construyan los suyos. También desean reforzar los derechos de los consumidores para evitar ser engañadas cuando compren y que se les entreguen mercancías inapropiadas o medicinas y alimentos caducos.
 

Portada  |  Búsqueda  |  Hemeroteca  |  Biblioteca Virtual  |  Cartas de  lectores  

 
Noticias  |  Pensamiento  |  Mujer  |  Al Ándalus  |  Geo-política  |  Sociedad y Economía 
Ciencia y Salud  |  Arte y Literatura  |  Qur'an y Hadiz  |  Jutbas  |  Iniciación al Islam
Religiones Comparadas 
|  Entrevistas y Conferencias  |  Educación y Normativas 
Derecho islámico 
|  Vida de Muhammad