Número 188  //  30 de Septiembre de 2002  //  23 Rajab 1423 A.H.

 INICIACIÓN AL ISLAM

Acerca de la importancia de la sincera devoción

Por Abdul Qadir al-Yilani,
Ghunya li-Talibi Tariq al-Haqq 



 


En cuanto a la importancia de la sincera devoción, Al-lâh ha dicho:  

 

Y sólo se les ha ordenado que sirvan a Al-lâh, rindiéndole sinceramente la adoración como hombres de pura fe (98:5)
 

(wa ma umiru illa li-ya'budu 'llaha mukhlisina la-hu 'd-din: hunafa'a)

  

Él nos ha dicho:

  

Ciertamente la pura religión sólo es para Al-lâh (39:3)  


(a-la li'llahi ‘d-dinu 'l-khalis)

 

Él ha dicho:  

 

Ni su carne ni su sangre ascienden a Al-lâh, lo que llega a Al-lâh es vuestro temor de El (22:37) 
 

(Lan yanala ‘llaha luhumu-ha wa la dima'u-ha wa lakin yanalu-hu 't-taqwa min-kum)

 

Él también nos ha dicho: 

 

Di a la Gente de la Escritura: “¿Ustedes disputan con nosotros acerca de Al-lâh, cuándo Él es nuestro Señor y vuestro Señor? Lo que hagamos será para nosotros y lo que hagáis será para vosotros. Nosotros nos consagramos sinceramente a Él” (2:139)  
 

(qul a-tuhajjuna-na fi 'llahi wa Huwa Rabbu-na wa Rabbu-kum: wa la-na a’malu-na wa la-kum a'malu-kum: wa nahnu la-hu mukhlisun)

 

Fue al-Hasan al-Basri (quiera Al-lâh conceder Su misericordia en él) quién dijo:  

 

"Le pregunté a Hudhaifa (Al-lâh este complacido con él):

“¿Qué significa la sincera devoción? Él contestó: “Le pregunté una vez al Profeta (saws): “¿Qué significa la sincera devoción?”. Él contestó (saws):

  

"Le pregunté una vez a Gabriel (as): “¿Qué significa la sincera devoción?”. Él contestó: "Le pregunté una vez al Señor del Poder y la Gloria: “¿Qué significa la sincera devoción sincera?”. Entonces El me dijo: “Es un secreto, una parte de Mi conocimiento secreto que Yo confío al corazón de cualquiera que Yo amo entre Mis sirvientes".

  

Idris al-Khawlani (quiera Al-lâh conceder Su misericordia en él), el Mensajero de Al-lâh (saws) una vez dijo:

  

“Para cada verdad hay un significado real a ser experimentado, y el sirviente del Señor no experimentará el significado real de la sincera devoción, hasta que no le agrade más el ser alabado por cualquier trabajo que él realiza por causa de Al-lâh”.

 

Fue Sa'id ibn Jubair ibn Hisham al-Asadi (quiera Al-lâh conceder Su misericordia en él) quién dijo:

 

"El significado de la sincera devoción es que el sirviente del Señor consagre su religión sinceramente a Al-lâh, que la ponga en práctica por causa de Alá, que no atribuya ningún compañero a Él en su religión, y que no busque impresionar a nadie con su práctica religiosa”.

 

Fue al-Fudail ibn 'Iyad at-Talaqani (quiera Al-lâh conceder Su misericordia en él) quién dijo:

 

“Descuidar la práctica religiosa de uno por causa de otras personas es una forma de hipocresía.  Realizar la práctica religiosa de uno por causa de otras personas es una forma de idolatría politeísta.  En cuanto a la sincera devoción, es estar temeroso que Al-lâh podría castigarlo por cualquiera de estas dos ofensas".

  

Fue Yahya ibn Mu'adh ar-Razi (quiera Al-lâh conceder Su misericordia en él) quién dijo: 

 

“La sincera devoción significa mantener la práctica religiosa de uno incontaminada por las imperfecciones, como en el proceso de ordeñar un rumiante, cuando la leche debe conservarse de la contaminación por el goteo y la sangre del animal”.

 

Fue Abu 'l-Husain al-Bushanji (quiera Al-lâh conceder Su misericordia en él) quién dijo: 

 

“La sincera devoción es tan sutil que los dos ángeles que graban no toman nota de ella, el diablo no puede adulterarla, y el ser humano es bastante desprevenido de ella".

     

Ruwaim (que Al-lâh conceda Su misericordia en él) una vez dijo: 

 

“La sincera devoción significa quitar la propia admiración por la acción realizada".

 

Otro notable refrán incluye a lo siguiente:

  

“La sincera devoción es aquella que intenta servir a la verdad, y que es acompañada de la honestidad"

 

Fue Hudhaifa al-Mar'ashi quién dijo: 

 

“La sincera devoción significa que las acciones del sirviente del Señor son de la misma calidad tanto exteriormente como en su interior"

 

Según una tradición, transmitida bajo la autoridad de Anas Ibn Malik, el Mensajero de Al-lâh (saws) una vez dijo:

   

Hay tres hábitos, que juntos evitan que el corazón de un musulmán no sea invadido por el rencor, malevolencia, malicia o desprecio.  Ellos son:  (1) trabajar por causa de Al-lâh con sincera devoción, (2) dar consejos honrados a aquellos en posiciones de autoridad, y (3) mantener un estrecho contacto con la comunidad de los musulmanes.  

 

Fue Dhu'n-Nun al-Misri (quiera Al-lâh conceder Su misericordia en él) quién dijo:

 

“La sincera devoción" no es completa, a menos que se la ponga a prueba con la veracidad y la practica con paciencia. Ni la veracidad es completa, a menos que esté acompañada de la sincera devoción y de la constante perseverancia".

 

Cuándo alguien le preguntó a Sahl ibn 'Abdi’llah at-Tustari (Al-lâh le conceda Su misericordia):

 

“¿Cuál es la carga más dura de sobrellevar para el más bajo ego?”. El contestó: “La sincera devoción", porque no tiene ninguna porción en eso".
 

Portada  Búsqueda  Hemeroteca  Biblioteca Virtual  |  Cartas de lectores  

 
Noticias  Pensamiento  Mujer  Al Ándalus  Geo-política  Sociedad y Economía 
Ciencia y Salud  Arte y Literatura  Qur'an y Hadiz  Jutbas  Iniciación al Islam
Religiones Comparadas 
Entrevistas y Conferencias  Educación y Normativas 
Derecho islámico 
Vida de Muhammad