Número 183  //  20 de Agosto de 2002  //  12 Jumada Al-Thaani 1423 A.H.

 INICIACIÓN AL ISLAM

Tawhid

Por Hisham Arquero



 


A la acción y al conocimiento del musulmán se le llama Tawhid. Una absurda traducción del término lo ha convertido en "doctrina" de la Unidad o "monoteísmo". Unas breves puntualizaciones nos harán entender mejor su verdadero sentido. Cualquier estudiante de árabe diría inmediatamente que es el másdar o nombre verbal de una segunda forma derivada a partir de la raíz W-H-D, que significa "ser uno"; por lo que, lógicamente, el término designa una acción, la de "hacer que sea uno". Es decir, el acto esencial del musulmán es la de hacer que Al-lâh sea Uno: el Islam, todas sus prácticas, hacen que el musulmán interiorice el sentido último de la Unidad esencial del que es el Verdadero, porque se trata de una intensa práctica con la que va desalojando de Al-lâh todo lo que no es El.

La traducción de Tawhid por doctrina del Islam falsea por completo su horizonte. La Unidad de Al-lâh no es una creencia, es acción que elimina cualquier resto de idolatría, para que al final de ese proceso la Verdad absoluta de Al-lâh resplandezca en toda su grandeza. Decir que "Al-lâh es Uno" es un paso, no un dato para la fe. Es el primer peldaño hacia la libertad del espíritu. El Tawhid implica, en primer lugar, una negación esencial: La ilaha illa Al-lâh es, ante todo, una renuncia a la falsedad, renuncia tras la que viene lo indecible.
 

Portada  Búsqueda  Hemeroteca  Biblioteca Virtual  |  Cartas de  lectores  

 
Noticias  Pensamiento  Mujer  Al Ándalus  Geo-política  Sociedad y Economía 
Ciencia y Salud  Arte y Literatura  Qur'an y Hadiz  Jutbas  Iniciación al Islam
Religiones Comparadas 
Entrevistas y Conferencias  Educación y Normativas 
Derecho islámico 
Vida de Muhammad