Número 115  //  16 de febrero de 2001  //  22 Thw al-Qi`dah 1421 H.

 INICIACIÓN

 Jesús en el Islam
 

 

Recomienda esta página   



Desde el momento en que un musulmán pronuncia el nombre de Isa o Jesús, está moralmente obligado a mostrar respeto a ese gran Profeta del Islam y lo hace pronunciando las siguientes palabras: "Aleihi Salam" (La Paz sea con él).De este modo, el Islam es la única religión que ubica a Jesús en el lugar que le corresponde.

 

En el Judaísmo, la personalidad santa de Jesús es desairada y deshonrada, ya que se refieren a él como un hijo ilegítimo de María.

 

El Cristianismo, que se centra por completo en la persona de Jesús y llega al extremo de monopolizarlo, ha cometido igualmente injusticia con este importante Profeta de Dios.

 

Si tú describes a un hombre que en realidad no sólo no lo es sino que ni siquiera soñó con serlo, realmente lo estas rebajando.

 

Cuando a Jesús lo llamaron "Hijo de Dios" o "Dios", "Dios el Padre, Dios el Hijo", Jesús se lamento amargamente. Sus discípulos dijeron "Estamos contentos de servir a Dios ya que el Profeta Isaías dijo: "En verdad tú eres un Dios escondido", y Dios le dijo a Moisés, su servidor: "yo soy el que soy"".

 

Jesús respondió: "Felipe, Dios es digno y sin él no hay nada digno: Dios es un ser sin quien nadie vive, tan grande que siente todo y está en todas partes. Sólo él no tiene igual, no tuvo principio ni tendrá fin, pero él le ha dado a todo un principio y un final. No tiene padre ni madre, ni tiene hijos, ni hermanos, ni compañeros. Y ya que Dios no tiene cuerpo, él no come, no duerme, no muere, no camina, no se mueve, pero habita eternamente sin semejanza humana ya que es incorpóreo, inmaterial, es de la más simple sustancia. Es tan bueno que sólo ama la bondad; es tan justo que cuando castiga o perdona no se le puede contradecir. En suma, digo sobre él -Felipe- que aquí en la tierra no podrás verlo ni conocerlo perfectamente pero en su reino lo verás por siempre: en donde se concita toda nuestra gloria y felicidad." 

 

Felipe preguntó: "Maestro, ¿qué dices?. En Isaías está realmente escrito que Dios es nuestro padre, entonces, ¿cómo es que el no tiene hijos?". Jesús respondió: "Los Profetas han escrito muchas parábolas, de las cuáles no debes ver sus palabras sino entender su significado. Porque todos los profetas que fueron en total 114,000 los enviados por Dios, hablaban metafóricamente.

 

Pero después de mí llegará el Resplandor de todos los Profetas y los Santos y se hará la luz sobre las palabras oscuras que de ellos sabían porque él es el mensajero de Dios.".

 

Y habiendo dicho esto, Jesús suspiró y dijo: "Que haya misericordia sobre Israel. "Oh Señor Dios", y sé piadoso con Abraham y con su prole, de modo que puedan servirte con la verdad y el corazón".

 

Sus discípulos respondieron: "Amén (que así sea), Oh señor nuestro Dios". 

 

Jesús dijo: "En verdad os digo que los escribas y los doctores han hecho caso omiso a las leyes de Dios con sus falsas profecías de los Profetas de Dios, por lo que Dios está enojado con la Casa de Israel y con sus generaciones de infieles.".

 

Sus discípulos lamentaron estas palabras.

 

Lo citado precedentemente, que fue extraído de los Evangelios de Bernabé, nos demuestra que los primeros cristianos denominaban a Jesús con un calificativo que no tenía.

 

Ninguna otra religión salvo la islámica, cree en Jesús. Es de acuerdo a estos antecedentes que procederemos a examinar la ubicación que Jesús tiene dentro del Islam.


Jesús en el Corán

Las fuentes más auténticas para conocer la imagen que el Islam tiene de Jesús y la posición que se le da, son el Corán y las obras literarias que se ocupan del tema. De acuerdo a estas fuentes, Isa o Jesús fue el primer y principal siervo de Dios Abd-Allah), un profeta de Dios (Nabi-Allah) y un mensajero de Dios (Rasul-Allah). El nombre de su madre era María, es por esto que el Corán se refiere a él como Jesús hijo de María (Isa Ibn Maryam).

 

El nombre de Isa Ibn Maryam es usado 16 veces el el Corán, mientras que el nombre de Isa solamente en 9 oportunidades para enfatizar de esta manera la realidad, que fue el hijo de una casta, piadosa y virgen mujer.

María fue hija de Imran; esta familia fue descendiente del profeta Harun, el hermano del profeta Moisés. Por lo tanto los antepasados familiares fueron también grandes profetas de Dios. Pero, sin embargo el Islam los ubica a todos en un mismo nivel, sin distinciones de ninguna especie.

 

El Corán dedica un capítulo completo a María (Suryam Maryam: Cap. 19). El énfasis que encontramos en este capítulo tiene por propósito darle a María el respeto que le corresponde y refutar las inmorales calumnias o cargas en contra de la personalidad casta y piadosa con que los judíos la catalogaron.

 

El Corán narra la historia de toda la familia de María por considerarla noble y virtuosa. Por lo tanto, el lugar que ocupa María en el Islam es el de una dama noble, virtuosa y pura.

 

Notaremos que en le momento que se devela el Islam, había en la ciudad de Medina, tribus judías habituadas y prosperas. Estos judíos pensaban que Jesús y María eran dos personalidades vergonzantes.

 

El Capítulo 19 del Corán -como así también otros versículos-, nos demuestran concluyentemente que la propaganda judía era mentira. La idea no fue simplemente defender a María sino a la mujer en si misma. Ninguna mujer de buena conducta puede ser sujeto de calumniosas acusaciones. Esta es la razón por la cual el Corán castiga severamente "Al Qadhaf" (la difamación de una mujer virtuosa). Aparte de fustigar al criminal enjuiciándolo, será privado de su derecho cívico de prestar testimonio (Shahadah) mientras viva. El Corán califica a María como un mujer virtuosa y un orgullo para las mujeres, del mismo modo que describe a Jesús como un Profeta de Dios y la encarnación de la piedad y la nobleza.

 

El Corán hace mención de todo lo referente a ambos con el propósito de refutar la endiablada propaganda judía (Buhtanan Azima), tal como lo encontramos descrito en el Corán, Cap.4:156.

 

María no fue sólo de noble origen sino que también estuvo bajo el tutelaje del Profeta Zakariah (Zacarias), quien la vio crecer. El Corán sostiene además que fue purificada de sus pecados y purgada de toda impureza moral, por Dios nuestro Señor. ¿Cómo es posible entonces que los rabinos judíos y otros infieles insulten a tan virtuosa dama? (Corán 3:53).

 

"Jesús es a los ojos del altísimo un hombre como Adán. Dios lo creo del polvo y le dijo "Sé" y Adán fue" (Corán 3:52).

 

La real grandeza de ambos reside en que ellos fueron líderes espirituales y le ejemplo de la humanidad. La diferencia entre el punto de vista islámico y la creencia que sostienen el judaísmo y el cristianismo con respecto a Adán, es de fundamental naturaleza. Para estos últimos, Adán es un pecador que fue arrojado del Paraíso; mientras que para el Islam él es el primer Profeta de Dios, el primer ser humano y el precursor de los profetas humanos. La ubicación de Jesús en el Islam es únicamente la de un ser humano (Bashar). un profeta de Dios (Nabi-Allah) y un mensajero de Dios (Rasul-Allah). El mismo profeta Jesús declaró.

 

"Dios dijo entonces a Jesús: ¿Has dicho alguna vez a los hombres: tomad por dioses a mí y a mi madre al lado del Dios único?."

 

"Por tu gloria, ¡no!, ¿cómo habría podido decir yo lo que no es cierto?. Si yo lo hubiese dicho, ¿no lo sabrías tú?. Tú sabes lo que hay en le fondo de mi alma y yo ignoro lo que hay en el fondo de la tuya, pues sólo tú conoces los secretos" (Corán 5:116).


Creencias cristianas y judías

La teoría del mito cristiano es rechazada posteriormente por un escritor cristiano, Dr. J. Cadoux en su libro "Vida de Jesús" y lo hace con las siguientes palabras.

 

"...Por lo tanto, dirigiéndonos en los cuatro evangelios, a los principales documentos, si es que queremos llevar a cabo por completo esa simple reseña, que inclusive podemos coordinarlos con otras fuentes de información, encontramos material de calidad ampliamente diferente con respecto a la credibilidad. Tan trascendente es el elemento de incertidumbre que es tentador abandonarlo inmediatamente y declarar desahuciada la labor. La histórica inconsistencia e improbabilidades encontradas en algunas partes de los Evangelios forman algunos de los argumentos adelantados en favor de los mitos de la Teología Cristiana. Sin embargo, por otras consideraciones, estas inconsistencias son totalmente preponderantes. No obstante, las discrepancias e inseguridades que permanecen son serias -y, consecuentemente muchas recientes- que no tienen dudas, sin embargo, de la real existencia de Dios, atribuyen como desahuciado cualquier intento de distinguir la histórica verdad de las legendarias o místicas referencias que contienen los Evangelios, también la posibilidad de reconstruir la histórica misión de Jesús, separándolo de la historia P.P. 16-17.

 

Posteriormente el Sagrado Corán niega la divinidad de Jesús con las siguientes palabras:

 

"Aquellos que dicen que Cristo, hijo de María es Dios, son infieles. Respondedles:"¿Quién podrá contener el brazo del Todopoderoso, si él quisiera perder al Mesías, hijo de María, a su madre y a todos sus parientes?" " (Corán 5:19).

 

"Dios es el soberano de los cielos y de la tierra y de la inmensidad de todo el espacio. El saca a su voluntad a los seres del abismo, porque su potencia es infinita" (Corán 5:20).

 

Sobre las creencias cristianas y judías el Corán dice:

 

"Y dicen los judíos: Ezra es el hijo de Dios" y, los cristianos dicen: "El Mesías es el hijo de Dios".

 

De este modo están imitando a aquellos que descreen de Dios. Dios mismo lucha contra ellos, ¡qué perversos son!. Ellos han endiosado a rabinos, monjes y hasta al Mesías, hijo de María, siendo que les ordeno amar y adorar sólo a Dios. No existe nadie más bueno que él. Le atribuyen a Dios la misma gloria que a los otros. Si pudiesen destrozarían el brillo de Dios con sus bocas, pero Dios no lo permitirá, porque esa su Luz es perfecta, aunque los descreídos la detesten" (Corán 5:19).

 

El Corán rechaza por completo el concepto de Trinidad:

 

"¡Oh, vosotros los que habéis recibido las escrituras!, no penséis en los límites de la fe: decid a Dios siempre la verdad , Jesús es el hijo de María, el enviado del Altísimo y su verbo. El lo ha hecho descender a las entrañas de María y él tiene su aliento. Creed en Dios y en sus apóstoles. No digáis que hay una Trinidad en Dios. El es único, esta creencia os será más ventajosa. Aún cuando tenga un hijo. él gobierna el cielo y la tierra. El se basta a sí mismo". (Corán 4:169).

 

Portada  Búsqueda  Hemeroteca  Biblioteca Virtual  |  Cartas de  lectores  

  Noticias  Pensamiento Mujer  Al Ándalus  Geo-política  Sociedad y Economía 
Ciencia y Salud  Arte y Literatura  Qur'an y Hadiz  Jutbas  Iniciación al Islam
Religiones Comparadas 
Entrevistas y Conferencias  Educación y Normativas 
Derecho islámico 
Vida de Muhammad