En la Mezquita Aljama de Sevilla: Quibla errática

Umar Ribelles


 

Fatiha, musulmana catalana que aprende Islam en Sevilla, fue el primer musulmán que respondió a la investigación abierta en Webislam sobre la Quibla en España y Portugal. Nos envió una guía de la catedral de Sevilla (1) con plano de planta orientado que incluimos más abajo. Confrontada la orientación con la brújula, comprobamos que la orientación de la Quibla de la Mezquita Aljama de Sevilla es la misma que la de la Mezquita Aljama de Córdoba. Este dato es altamente significativo y que una vez sabido no puede dejar de tenerse en cuenta por incoherente que se sea: las dos mayores Mezquitas del Islam español no han sido construidas con la Quibla correcta. Ambas Aljamas, Córdoba y Sevilla, tienen la Quibla orientada en la dirección 158º, es decir, el mismo error en la Quibla: 43º con respecto a la Quibla de la Mezquita de Medina Azahara de Córdoba.

Todos, alguna vez, tenemos que descubrir el Mediterráneo y la pólvora. Aureliano Buendia, solo en Macondo, descubrió que la tierra era redonda y así se lo comunicó a su familia. Los musulmanes españoles que, Deo volente, vamos emergiendo del genocidio y la intolerancia militante católica, tenemos que descubrir todavía casi todo. Debemos ser conscientes que todo y todas las cosas ¾ vidas, personas y bienes ¾ , salvo el corazón, fue laminado por los mismos idolatras  que hoy dia controlan todos los medios de conocimiento y materiales de que disponemos. Nos movemos por tierra extraña llena de añagazas y trampas globales donde el más listo queda atrapado. Como medio de orientación solo nos queda el sometimiento a Allâh y el corazón. Recordad el Hadiz Qasi (Hadiz en el que el Enviado, la Paz sobre él, transmite palabras literales de Allâh) que encierra en su brevedad el mayor y más hermoso de los significados: “No pueden contenerme los cielos y la tierra pero sí el corazón de mi amado”.

Todos, a nada que seamos musulmanes, sabemos de la importancia de la Quibla, en el Salat y por ello en toda Mezquita. Todos nos damos cuenta de que las Aljamas de Córdoba y Sevilla están construidas con conocimiento y amor desde hace más de mil años. No cabe error, se sabe determinar la dirección de la Quibla desde siempre. Ningún musulmán, en ningún momento, ignora la Quibla correcta, máxime cuando va a construir una Mezquita. Los edificios son testigos inmutables y por ello muy fiables, su manipulación casi imposible. Incluso los servios, simios con tecnología, saben que ni la dinamita arranca los cimientos, siempre en Quibla, de las mezquitas que ellos destruyen en cuanto pueden. Insistimos, ante la magnitud del descubrimiento, debemos captar más datos antes de comenzar a elaborar conclusiones sobre la razón de las quiblas erraticas de las Aljamas de Córdoba y Sevilla.

 

(1) “La catedral de Sevilla”. Emilio Calderón. Ediciones Zigzag 1989.