Castilla-La Mancha estudiará en Tombuctú la biblioteca de los Qûtî toledanos
La Junta de Castilla-La Mancha estudia la propuesta de Ismael Diadié para salvar la mítica biblioteca de Tombuctú. Una delegación viajará proximamente hasta la ciudad africana antes de tomar una decisión. En cuanto a Diadiè, la prioridad absoluta es salvar los manuscritos de las lluvias para proceder luego a su estudio exhaustivo. Después, no se cierra a ninguna posibilidad.


 

El investigador Ismael Diadiè Haïdara, descendiente de una antigua estirpe de hispanogodos de Toledo y que ha reunido e intenta poner a salvo la biblioteca de Mahmud Ka'tî, se puso en contacto hace dos meses con el presidente de Castilla-La Mancha, José Bono, para ofrecerle la posibilidad de microfilmar los fondos de Tombuctú (Mali) para que la Comunidad autónoma tuviera este legado.

El único problema es que el Gobierno regional tiene que negociar cómo se va hacer, porque se necesita una catalogación previa de toda la biblioteca. Así lo explicó la consejera de Cultura de Castilla-La Mancha, Rubí Sanz, quien reconoció el interés de la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha en aceptar la propuesta de Ismael Diadiè.

«Lo que no queremos es catalogar una biblioteca para que luego salga a subasta por una casa inglesa o americana», apuntó

 

Escuela de traductores

Según la consejera, toda la documentación que tiene referencias a Castilla-La Mancha son manuscritos en los que el Ejecutivo castellano-manchego está muy interesado, e incluso ha iniciado ya conversaciones con la persona que ha reunido este legado y que intenta ponerlo a salvo antes de que lleguen las lluvias en el Níger y provoquen un desastre en más de 3.000 manuscritos en los que España es referencia habitual.

En este sentido, la directora general de Promoción Cultural, Ángeles Días Vieco, piensa viajar a Mali con el jefe de Servicio de Archivos, Luis Martínez, y con un miembro de la Escuela de Traductores de Toledo, para ver la biblioteca y «analizar la oferta concreta que nos hacen». La visita de la delegación castellano-manchega está prevista para las próximas semanas.

A pesar de que este importante legado atrae la atención del Gobierno de José Bono, la consejera de Cultura no quiso adelantar más datos sobre la biblioteca de Tombuctú hasta que no conozca la cantidad de manuscritos que hacen referencia a Castilla-La Mancha o su estado de conservación y el interés específico que tienen para la ciudad de Toledo y la Comunidad autónoma.

Por otra parte, se han puesto en contacto el investigador Ismael Diadiè Haïdara, descendiente de la familia de Mahmud Ka'tî, que ha logrado reunir y poner a salvo su mítica biblioteca, y Assem Al Bachá, director cultural del Legado Andalusí. Este último manifestó el interés de la institución que dirige por rescatar cualquier manuscrito de Al-Andalus, ya que es sabido que hay mucha obra perdida.