Reconocerse musulmán
   
  Esta sección de Webislam está dirigida a aquellos que buscan la Verdad, el sentido profundo de la vida y a aquellos que, gracias a la Misericordia de Allah, el Hadi, el Guía, lo encontraron. Si quieres aportar tu reflexión acerca del hecho de reconocerser musulmán, manda tu texto para icluirlo en esta sección


«Él os eligió y no os ha impuesto ninguna carga en la religión, la religión de vuestro padre Abraham. Él os llamó "musulmanes" anteriormente y aquí (en el Corán), para que el Enviado sea testigo de vosotros y que vosotros mismos seáis testigos de los hombres»
(S. Corán 22.76)

«Cuando oyen (los cristianos) lo que se ha revelado al Enviado, ves que sus ojos se inundan de lágrimas de reconocimiento de la Verdad. Dicen: "¡Señor! ¡Creemos! ¡Apúntanos, pues, como testigos"»
(S. Corán 5. 24)

«Te recuerdan (los beduinos) su conversión al Islam como si, con ello, te hubieran hecho un favor. Di: "¡No me recordéis vuestra conversión al Islam como un favor que me habéis hecho! ¡Al contrario! Es Dios quien os ha hecho el favor dirigiéndoos hacia la fe»
(S. Corán 49. 16)

 

ÍNDICE DE TEXTOS

  • "Desconversión" para abrazar el Islam
    Hermoso análisis del fenómeno de "RECONOCERSE MUSULMÁN" como retorno a la Naturaleza Innata del ser humano.
    (Mezquita de los Andaluces)
  • La alternativa a la mediocridad
    Estudio sociológico y cultural del fenómeno de la rebeldía juvenil y de la "búsqueda". El Islam como respuesta y meta suprema de "los buscadores" y enumeración de las vías alternativas que el sistema ofrece para eludir el "hallazgo del Islam"
  • Concentración y expansión
    Reflexiones acerca de la creación de Allah. De las ventajas y conclusiones de la "contemplación" de la naturaleza y de la vida
  • ¿Qué es el Islam?
    Respuesta a una pregunta realizada a través de Internet
  • El concepto de "Dios" en el Islam
    Respuesta a una pregunta realizada al autor a través de Internet por una estudiante argentina que estudia el concepto de Dios en las diferentes religiones
  • Lógica
    Reflexiones sobre el fenómeno islámico y sus detractores
  • Bienaventurados los extraños
    Sobre el fenómeno de "reconocerse musulmán", sus protagonistas, sus implicaciones.sociales-familiares y su fruto
  • Fin de la búsqueda
    Expresión lírica del momento del hallazgo del Islam, de la Guía.

   
   

 

"DESCONVERSIÓN" PARA ABRAZAR EL ISLAM

Cuando alguien oye hablar de que Fulanito es musulmán no habiendo nacido en un país islámico, se dice de él que es un converso, que se ha convertido al Islam.

Dice el Diccionario de la Lengua Española que "converso es aquel que
cambia de religión"; si nos fijamos atentamente en la definición debemos
concluir que no es posible la conversión al Islam ya que no es una religión. El
Islam no puede ser catalogado como religión al no adecuarse a los
parámetros que define a ésta.

En un famoso hadiz se narra que Rasul (S.A.S.) dijo que:

"Todo ser humano nace con su Naturaleza original intacta, y son sus padres
los que lo hacen judío, cristiano o politeísta". A lo cual uno de sus
Compañeros replicó: "... o musulmán". Y el Profeta (S.A.S.) contestó: "No,
pues el Islam es el estado natural del ser humano".

Cuando nacemos, nuestra Fitra (naturaleza original), está intacta,
inmaculada: la primera conversión que recibimos de nuestros padres y
posteriormente el medio cultural y social en el que nos desenvolvemos va
propiciando múltiples conversiones. Todos los días de nuestra vida estamos
"convirtiéndonos" en algo, pertenecemos a tal o cual religión, o tal o cual
ideología política, etc. Con todo ello vamos tapando, velando esa Fitra con la
que nacemos.

El Islam por contrapartida, invita a ir quitando velos que hemos ido
depositando encima, que han ido insuflando nuestro Ego, dándole al mismo
apariencia de realidad.

El musulmán se va "desconvirtiendo" paulatinamente de todas las capas
sedimentarias que han ido velando su Fitra y le han alejado de su origen.

El Islam es una invitación a "retornar". Al Islam no se "va"; se "regresa".
El objetivo del musulmán es devolver a su corazón esa capacidad cognitiva
original que la persona ha ido perdiendo.

No cabe, por tanto, hablar de conversión al Islam y mucho menos practicarlo
como si fuera gimnasia o un ejercicio de yoga meditación. El ser humano
nace en estado de Islam, de armonía, de paz-salam.

¿Cómo podríamos convertirnos hacia algo con lo que nacimos?

El musulmán no se hace, nace: cuando desaparecen las religiones, los mitos, las ideologías, sólo queda ISLAM.

Mezquita de los Andaluces
Publicado en "La Hoja" nº 3. . Editado por Mujeres Musulmanas Catalanas. Ediciones Inshala- Apartado 521 - 08080 Barcelona

   
   

 

LA ALTERNATIVA A LA MEDIOCRIDAD

La cultura occidental lleva tres décadas ofreciendo vías alternativas para los
que buscan una forma más correcta de vivir. Esta oferta, que arranca de los
años sesenta con el coqueteo del grupo musical los Beatles con la religión
hindú y , al mismo tiempo, con el mundo de la droga, halló su éxito con el
movimiento hyppie, el rock, el alcohol, el hachis y las drogas sintéticas que
abrieron el mundo de la psicodelia. Para los más extremistas que ahondaron
en ese camino, Occidente les ofertó el no-va-más: la muerte en polvo, la
heroína, la evasión hacia la tumba. Así desde los años sesenta hemos visto
esclavizarse con la droga a los mejores elementos juveniles de la sociedad,
que, en vez de luchar por cambiarla, se tumbaron a "alucinar".

Pero, para los buscadores moderados, Occidente también tiene soluciones: la
New Age (Nueva Era). Es así como a través de revistas especializadas aporta
una gama de técnicas, disciplinas, doctrinas y religiones que permiten al
buscador iniciarse en un camino que, aunque diferente al modo de vivir
occidental, es inocuo para éste y no supone rebelión ni peligro para la cultura
occidental alienante, consumista y opresiva. En cuanto a la alimentación, se
ofrece el vegetarianismo, el vegetalianismo, el ovolacteovegetarianismo, el
crudivorismo, la macrobiótica…; en cuanto al ejercicio psicofísico: el Yoga,
Tai-chi…; como religiones: el Hinduismo, el Budismo, Zen, el Tao…; como
actitudes ante la vida: el naturismo, el pacifismo, el ecologismo, etc. etc.

Nuestra crítica no va directamente a estas "vías" alternativas ya que todas
tienen valores positivos que son muy valiosos conocer y practicar sino que lo
negativo es su extremismo, parcialidad e ineficacia como métodos de
liberación individual y social.

Muchos nuevos musulmanes occidentales hemos recorrido esos caminos y al
descubrir el Islam, hemos encontrado el término medio entre los extremos, la
globalidad y superioridad englobada en una sola práctica de todas las
disciplinas anteriores, el entronque con la Tradición Profética de judíos y
cristianos, la pertenencia a una gran comunidad a escala planetaria, la
solidaridad con los más desfavorecidos y un compromiso y un método de
liberación personal y colectiva.

Tomemos como ejemplo la actitud ante la vida: Oriente busca la felicidad a
través de la sustracción y Occidente, a través de la adición. El oriental se
ejercita en comer menos, moverse menos, respirar menos, ralentizar los
latidos de su corazón, pensar menos… El occidental, por el contrario, cree
que es más feliz mientras más coma, más beba, más rápido viaje, más
consuma, en definitiva. El Islam, como en todo, se encuentra en el punto
medio, en la moderación y en la medida: lejos del ascetismo y del
consumismo, amante de los placeres legales y de la vida espiritual.

El Islam ofrece a los buscadores esa vida completa que se quiere ocultar con
el mosaico de técnicas parciales anteriormente nombradas. Si crees que esta
forma de vivir occidental no es la correcta, investiga, busca, lee, estudia el
Islam, sus pilares, sus normas, sus tradiciones, sus textos. No te conformes
con la versión de las agencias de noticias o con los comentarios de los
informativos. No aceptes sin críticas o comprobación los cuatro estereotipos
acerca del Mensaje Profético. Interrógate por qué miles de jóvenes europeos y
americanos adoptan el Islam como forma de vida. Que no te engañen los que
idiotizan a las masas.

El Islam no tiene secretos. Pregunta, y te responderán. No te conformes con
una existencia mediocre y dependiente. Busca tu libertad, tu realización
personal y tu felicidad. Emprende el camino que otros muchos tuvimos la
suerte de conocer.

Abdeljabir Molina
Publicado en el boletín Al-Yama'a. nº 12 - febrero 1995.
Edita: Comisión Islámica de Melilla.
Apartado 755 - 52080 - Melilla


   
   

 

CONCENTRACIÓN Y EXPANSIÓN

La observación, contemplación y admiración de la creación de Allah, es un
acto de dikr, de mención y recuerdo de Allah Altísimo. Es un acto de
adoración, de ibada, y por tanto, meritorio y con recompensa para la otra
vida.

La perfección, la belleza, la complejidad y la variedad, son características de
esta obra suprema y sirven a la gente que reflexiona, de señal para
aproximarse a la comprensión de la Majestad del Creador.

Desde la precisión microscópica de los seres unicelulares, pasando por la
diversidad y seducción del reino animal y de la flora, hasta la inmensidad del
cosmos; todo es un universo lleno de hermosura y de complejísimos -y la
mayoría de las veces indescifrables- procesos, órganos y sistemas que indican la acción del Jaleq, del Creador.

Pensemos por ejemplo en nuestro corazón: un músculo que se mueve "por sí
solo" más de sesenta veces por minuto desde meses antes del nacimiento,
hasta nuestra muerte; ininterrumpidamente, durante años y años, millones de
latidos ajeno a nuestra voluntad "automático"... de él depende el
funcionamiento de todo nuestro cuerpo: una breve parada (un paro cardíaco)
puede suponer lesiones irrecuperables o la muerte. ¿Quién puede fabricar una
máquina parecida?. ¿Qué energía, qué "chispa" hace que esta "máquina"
funcione?. Cada latido necesita el permiso de su Señor, sin el cual, no se
produciría el siguiente latido.

¿Cuántos miles de especies de insectos hay?. ¿Y de aves? ¿Y de árboles y
plantas?. ¿Cuántos manantiales de agua dulce hay en el Planeta?. ¿Cuántas
colinas, montes, valles, ríos, sierras y cordilleras...?

Los planetas, satélites y estrellas, agrupados por millones en las
constelaciones y galaxias "flotan" suspendidas en el espacio y están en
continuo y vertiginoso movimiento. ¿Qué los sostiene? ¿Quién los mueve?
¿Qué energía empuja a esas moles esféricas (muchas incandescentes) de miles de millones de toneladas de peso que giran, se trasladan, se inclinan y viajan a grandes velocidades por el universo?.: Ni petróleo, ni electricidad, ni uranio: Todo se mueve con la energía que se expresa en LA ILAHA IL-LA ALLAH.: Desde el germinar de las semillas en la oscuridad de la tierra, hasta las erupciones volcánicas y las explosiones de las estrellas; desde la sonrisa de un bebé y el vuelo de un ave, hasta el raudo surcar de una brillante estrella
fugaz.

Atribuir todo esto a la "sabia naturaleza", al azar o a la casualidad es
muestra de una gran ignorancia y simpleza.

Pero la religión de Dios es sólo para gente que recapacita y reflexiona.

Abdeljabir Molina
Publicado en el boletín Al-Yama' a . Nº 4. Mayo-1994



   
   

 

¿QUÉ ES EL ISLAM?

Respuesta a una pregunta realizada a través de Internet.

Islam es sentir el vínculo directo con el Creador, con el Señor del Universo.
Reconocer ese vínculo directo criatura-Creador, servidor-Señor sin ningún
intermediario, sin nadie que mediatice esa relación directa y continua, es ser
musulmán. Y eso hace al musulmán ser un hombre LIBRE: emancipado de
cualquier servidumbre o sumisión respecto a otras personas, cosas o ideas.

Interiorizar el concepto de LA ILAHA IL-LA ALLAH es armonizar con la
energía de todo el cosmos ya que el cosmos -todo el cosmos- funciona con la
energía que se expresa en LA ILAHA IL-LA ALLAH: desde la energía vital
de los seres humanos y animales, pasando por la vida de los vegetales hasta el movimiento continuo de las galaxias.

Esta idea motor de la existencia exige no igualarle otro sentimiento de la vida:
el dinero, el trabajo, los coches, los hobbys, la moda, la familia, el amor, las
posesiones... todo ocupa un lugar secundario respecto a DIOS. Nuestro
corazón tiene que estar ocupado en su cúspide, en su capa superior, en su
envoltura por el amor a Dios, todos los demás sentimientos deben ocupar
parcelas inferiores. Lo contrario sería "chirk": asociarle algo o alguien a
Allah. Ésto es lo que se conoce con el nombre de tauhid (unidad). Esta
creencia implica creer en todos los atributos de Dios: Creador, Omnipotente,
Sabio, Justo..., creer en sus Profetas (todos), en sus Mensajes, en sus ángeles, en la otra vida...

Sentir que MOHAMMED RASULUL-LAH -Que es Mensajero de Allah)
supone poseer un método de vida correcto (porque es el que Dios ha regalado
a los bien guiados), un sistema operativo para desenvolverse por la vida con
absoluta LIBERTAD, con absoluta SEGURIDAD; porque contiene las pautas
para vivir bien; libre de lo pernicioso y con acceso a lo beneficioso.

Esa es la base del Islam.

Aceptar que hay un sólo DIOS y que MOHAMMED fue el último de sus
Profetas es ser musulmán. Aceptar a los Profetas significa aceptar su
Mensaje, su Práctica.

Dime qué es lo que te atrae del Islam; por donde te llega su luz... algo te
perfuma de su aroma. No pierdas el tren en el que intuyes que puedes viajar
en alucine mágico, hermoso y santo por esta vida y por la otra. Estoy a tu
disposición para ayudarte: pregúntame, interrógame. No te quedes con la
curiosidad de saber qué es lo que nos ha llevado a tantos millones de
personas, a tantos millones de europeos y americanos hacia la certeza del
hallazgo tras la búsqueda, a la plenitud espiritual…

!!!!!! Atreveteeeeee ¡¡¡¡¡¡¡¡

Abduljabir Molina. 1977


   
   

 

EL CONCEPTO DE DIOS EN EL ISLAM

Respuesta a una pregunta realizada al autor a través de Internet por una
estudiante argentina que estudia el concepto de Dios en las diferentes
religiones.

El concepto de Dios en el Islam entronca con la tradición unitaria
-monoteista- universal de la humanidad desde el inicio de ésta. Tradición
como resultado de una transmisión ininterrumpida desde Adan -el primer
Profeta- hasta Muhammad -último y fin de los Profetas. Unitaria por
oposición a politeista-pagana (abarcando desde el animismo hasta el
trinitarismo).

El Islam es la continuación y culminación del Mensaje Divino destinado a los
hombres. Dios, desde el inicio de los tiempos, ha ido enviando a la
humanidad profetas y mensajeros para transmitir su guía, el correcto modo
de vida que él propone -"ordena" - a sus criaturas. Cada profeta transmitió el
mensaje y éste fue cada vez más completo y sus destinatarios fueron
comunidades y pueblos cada vez más numerosos. Hasta el Profeta
Muhammad (con él sean las Bendiciones y la Paz de Dios) que trajo el
Mensaje Completo (el Corán y la Sunna) destinado a toda la humanidad
hasta el final de los tiempos.

Por lo tanto Dios en el Islam es Dios de todos los tiempos, Dios del Antiguo y
del Nuevo Testamento, Dios de Judios y Cristianos; Dios Uno y Único: Allah,
en lengua árabe. Allah como nombre propio y apropiado para la divinidad.
Como nombre exento de duda acerca de su unidad; como denominación de la
divinidad sin imprecisión acerca de su esencia; Allah como nombre que elude
la confusión; que evita el equívoco: No hay más divinidad que Allah; nadie es
Dios, sino Allah; no hay más Dios que Allah; no hay dioses, sino Allah; no
hay más realidad que Dios, God, Dieu, Gott, Dio, Deus..., pero UNO, Único
en su Majestuosidad, Único en su Misericordia, en su Poder, en su Absoluta
esencia:

"Di: Él es Allah, Uno. Allah, el Señor Absoluto. No ha engendrado ni ha sido engendrado. Y no tiene nada ni nadie que se le asemeje"
(Sura de la Fe Pura. Corán 112).

Nos podemos aproximar a comprender su esencia -fuera de la cual no hay
ser, sino creación- mediante sus 99 calificativos, los nombres que nos acercan a su concepto imposible de asimilar para la limitada mente humana ya que todos estos epítetos habría que concebirlos en su expresión más absoluta: Él es el Clemente, el Misericordioso, el Soberano, el Sagrado, el dador de Paz, el Guardián de la Fe, el Protector, el Poderoso, el Señor Todopoderoso, el Glorioso, el Creador, el que da Vida, el Diseñador de Formas, el Perdonador, el que Controla todas las cosas, el Dador de todas las cosas; el Proveedor, el que da Apertura, el Conocedor de Todo, el que todo lo Oye, el que todo lo Ve, el Juez, el Protector, el Glorioso, el Conocedor de todo, el que Exalta, el que Humilla, el que da el justo Castigo, el que acepta el arrepentimiento, la Luz, el Guía, el Eterno, la Verdad...

No hay dioses, sino Dios y Muhammad es su Siervo y Profeta.

Abduljabir Molina 1997



   
   

 

LÓGICA

Si el Islam fuera realmente una ideología opresora, no sería atacado
unánimemente por los amos y dominadores del Planeta.

Si el Islam no fuera una teología de la liberación, no se le declararían
enemigos los opresores del mundo.

Si el Islam no fuera una práctica de reforma y rehabilitación correcta de la
vida, no tendría siempre enfrente a los corruptores de la humanidad.

Si el Islam fuera una ideología negativa, no tendría por adeptos a cientos de
millones de personas.

Si el Islam fuera una ideología anticuada y desfasada, habría desaparecido
hace siglos al igual que lo hicieron otras civilizaciones y culturas.

Si el Islam fuera una ideología de masas incultas, no tendría entre sus
cuadros dirigentes a las élites universitarias, intelectuales, profesionales y
artísticas de los diferentes países.

Si el Islam Si el Islam fuera opresor para las mujeres, éstas no lo practicarían
aun en contra de sus padres o maridos.

Si el Islam oprimiera a la mujer, los que la consideran como unos trozos de
carne armoniosos reclamos publicitarios, no lo atacarían.

Si el Islam no fuera la alternativa real y próxima a la actual sociedad, los
gobernantes del mundo no se preocuparían tanto por atacarlo.

Si la mujer musulmana no fuera coprotagonista de la liberación, los ministros
de educación y directores de centros no se preocuparían por unas colegialas
con pañuelo.

DIME QUIÉN TE ATACA, Y TE DIRÉ QUIÉN ERES.

Abdeljabir Molina
Publicado en el Boletín Al-Yama`a. Nº 9. Noviembre 1.994)

   
   

 

BIENAVENTURADOS LOS EXTRAÑOS

Un hecho que demuestra la universalidad, globalidad e integridad del Islam;
su punto intermedio y de equilibrio entre todas las ideologías y doctrinas, es
analizar la procedencia ideológica y existencial de aquellas personas que un
día tomaron la feliz determinación de adoptar el Islam como forma de vida.

A lo largo de más de quince años de contacto con los nuevos musulmanes
españoles, he podido comprobar cómo estas personas encontraban en el
Islam un aspecto de sus ideas y que, con el paso del tiempo, éstas quedaban
relativizadas por la grandiosidad de la doctrina coránica.

He conocido personas para las que el Islam ha supuesto una revolución
interna que ha cambiado por completo su forma de vivir; por el contrario he
conocido otras para las que el Islam ha supuesto el afianzamiento de su vida
cotidiana y apenas han experimentado cambios en sus actividades. he
conocido militantes de la extrema izquierda extraparlamentaria que han
encontrado en el Islam lo que buscaban. He conocido activistas de extrema
derecha que también lo han encontrado; igualmente he conocido militantes
de partidos moderados y personas apolíticas que han abrazado el Islam.

He conocido aventureros inquietos que han encontrado en el Islam la
aventura y la libertad; también personas de vida metódica que llevan décadas
haciendo cada día las mismas cosas; funcionarios de muchos trienios,
empleados de horarios fijos; todos encontraron su realización personal en la
práctica del Islam.

He conocido pastores protestantes, sacerdotes cristianos, dirigentes de Hare
Krisna, hebreos, ateos, budistas,... que han llegado al Islam tras practicar y
conocer a fondo sus respectivas religiones.

He conocido adolescentes y jóvenes que, en su búsqueda inicial, han hallado
la correcta manera de vivir; también personas que en su plenitud han
conocido la suprema verdad y personas de avanzada edad que no han
dudado en dar el valiente golpe de timón hacia la felicidad.

He conocido nuevos musulmanes intelectuales universitarios y personas que
se han reconocido musulmanes y que apenas saben leer; musulmanes que
conocen medio mundo y musulmanes que apenas han salido de su pueblo o
su cortijo.

Los hay que pregonan su conversión a los cuatro vientos y los hay que la
mantienen años en secreto...

Quiero rendir desde estas páginas un homenaje a todos ellos por su valentía,
su clarividencia y su decisión. Es de valientes situarse voluntariamente del
lado de los perseguidos y de los insultados ("los moros"). Pero la fuerza de la
verdad, cuando se conoce, es irresistible. Para algunos, esta decisión les ha
supuesto perder el puesto de trabajo o los amigos o la novia o la esposa o la
tutela de los hijos o los padres y la familia. Los hay que han sido
desheredados. Pero la voluntad de seguir la buena guía es superior y, a
cambio, han encontrado en el Islam todo lo que tuvieron que dejar atrás y
mucho más y, sobre todo, a la hora de la verdad, estarán entre los que
obtendrán la recompensa de la eternidad.

Abduljabir Molina
Publicado en el boletín Al-Yama' a - Nº 9 - Noviembre 1994
Edita: Comisión Islámica de Melilla.
Apartado 755 - 52080 - Melilla

   
   

 

FIN DE LA BÚSQUEDA

Buscaba. Arrastrando mi existencia con terca insistencia. Con 25 años y el
cuerpo pidiéndome aventura y el corazón reclamando sensaciones intensas.
Con la potencia de una locomotora joven, pero hundida en el barro, en el
cieno, en el fango fétido del vómito alcohólico; en la noche fría, húmeda y
brumosa del kufr. Patinando, desbarrando, desvariando… pero buscando,
buscando… con furia potente, con rabia y fuerza entre la tormenta;
resoplando, bufando humo, inmerso en la turbia niebla…

Hasta que por fin encontré el LA ILAHA IL-LA ALLAH; MUHAMMAD
RASULU ALLAH (No hay más divinidad que Dios y Muhammad es su
Profeta)…y las ruedas de la máquina encontraron los dos brillantes rieles, la
Vía sobre la que veloz volar hacia vergeles y manantiales; en amaneceres
luminosos de la primavera de la vida que se abrió al pronunciar las palabras
sagradas.

Abduljabir Molina 1992
Leído en la mesa redonda "Reconocerse Musulmán"
Ramadán 1417 (1997)
Organizado por la Comisión Islámica de Melilla